miércoles, 27 de enero de 2010

Eutroficación

EUTROFICACION,  Contaminación por exceso de nutrientes


El fenómeno de eutrofización se da principalmente en aguas superficiales, en los grandes reservorios (lagos y lagunas), y últimamente en ríos que atraviesan ciudades, principalmente aquí en Paraguay donde la cobertura de saneamiento es muy baja, y las calles son impermeabilizadas, lo que permite el lavado de nutrientes directo a los cursos de agua.

El término Eutrofía, se originó a partir del adjetivo alemán eutrophe, el cual refería a la riqueza de nutrientes en una cierta región; Naumann (1919), fue quien introdujo el concepto general de Oligotrofía y Eutrofía, tomando como referencia la poca o gran existencia de algas planctónicas en el lugar de estudio, donde el primer término refería a los lagos que contenían pocas algas planctónicas en una región dominada por rocas primarias; un lago Eutrófico, era todo lo contrario, ya que el mismo contenía una gran riqueza en fitoplancton, en regiones bajas y fértiles, donde existía una gran actividad humana que a su vez proporcionaba e incrementaba la cantidad de nutrientes. Al poco tiempo Thienemann (1925), adopto el concepto de Naumann y estudio a las especies de ambos tipos de lagos encontrando, caracterizándolos desde el punto de vista biológico, por ejemplo, en el agua hipolimnética de los lagos eutróficos, existían especies que requerían bajas concentraciones de oxígeno.

La caracterización de los lagos de ambos estudiadores, al pasar el tiempo se volvió muy complicada, ya que tomaban muchos aspectos para la clasificación de los mismos, que eran llevadas al extremo por su especialización, finalmente se volvió a la idea original, sobre la clasificación de los lagos entre oligotróficos y Eutróficos, bajo los conceptos básicos de Naumann, de abundancia de algas y deficiencia de oxígeno de Thienemann. ( 1925 ).

Etimológicamente, del griego, se puede hacer referencia a que “oligotrófico” significa poco alimentado y “eutrófico”, bien alimentado.

En los lagos, el principal factor limitante es el fósforo. Los aportes de este elemento procedentes de abonos y detergentes hacen que el fósforo pierda su efecto limitante, siendo utilizado por las algas del plancton, cuyas poblaciones crecen desmesuradamente hasta agotar el Nitrógeno. Esto provoca la proliferación de algas cianofíceas, que lo fijan de la atmósfera. Como consecuencia del aumento de los organismos fotosintéticos, el agua se vuelve verdosa y turbia, aumentando la cantidad de oxígeno en el agua superficial. La muerte del fitoplancton provoca su acumulación en el fondo y la aparición de bacterias aerobias que consumen grandes cantidades de oxígeno y generan condiciones anaerobias aptas para la aparición de procesos de fermentación, y aparecen la superpoblación de algas, que superando las poblaciones normales, pueden ser toxicas, produciendo toxinas que si se ingiere pueden ser fatales.

En los Ríos, la cosa se presenta en forma diferente, debido a su poder erosivo, los ríos arrastran sales, materia orgánica y sólidos en suspensión. A todo esto la acción humana añade residuos provenientes de actividades domésticas, industriales (sólidos y metales de actividades mineras) agrícolas y ganaderas (nitratos, fosfatos, pesticidas, etc), que la capacidad de autodepuración que poseen no puede asumir, por lo que se desencadenan procesos de contaminación,

La principal defensa que los ríos tienen para contrarrestar la contaminación es su dinámica.

Sin embargo, la contaminación de los lagos es de mayor magnitud, puesto que se trata de masas de agua estáticas.

Por eso es fundamental la clasificación de los lagos por áreas, y de los cursos de agua por tramos, principalmente las que cruzan la ciudad, para conocer el estado en que se encuentran, y así las autoridades competentes pueden limitar su uso, y regular  su cuidado.


Los Ríos que atraviesan áreas rurales no dejan de ser importantes, considerando la deforestación masiva, la impermeabilización de las parcelas, lo que permite un lavado de nutrientes directo a los cursos de agua y sumados a estos, el exceso de uso de fertilizantes en los cultivos, cuyo residual va a los cursos de agua que es alimento, y gran nutriente para la fauna acuática.